Trabajo

1. Reduce tu búsqueda de Empleo 

Encontrar el trabajo que realmente quieres puede llegar a ser un desafío. Por eso el primer secreto para encontrar trabajo es tener criterio en tu búsqueda.

Hoy día hay demasiados portales de búsqueda de empleo online, convirtiéndose en una tarea abrumadora el inscribirse en varios portales, revisarlos cada día, etc.

Estos portales hacen más fácil aplicar a las ofertas lo que equivale a más gente compitiendo por el mismo puesto de trabajo. .

Si no tienes claro tu Objetivo Profesional y estás abierto a todo tipo de trabajos, te distraerás con cada publicación de trabajo que veas.

Entremezclarás diferentes caminos profesionales y seguramente postularás a trabajos para los que quizás ni siquiera estés calificado o realmente no desees.

Decide qué trabajo quieres y en qué sector te gustaría trabajar y busca ese trabajo.

2. Usa varias bolsas de trabajo

Usar sólo los sitios de trabajo comunes puede ser otra razón por la que no está encontrando buenos trabajos.

Si usas solo los sitios de búsqueda de empleo más populares, solo verás las publicaciones de empleo que todos los demás ven.

Piensa fuera de lo común, haz algo distinto.

Encuentra bolsas de trabajo específicas de la industria y sitios de trabajo de tu nicho profesional, aprende a usar LinkedIn y usa regularmente el Networking para estar en contacto con empresas y personas que trabajan en empresas de tu interés .

Te recomendamos leer el articulo que hablar sobre porque te descartan de InfoJobs

3. Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo

Usa diferentes sinónimos o palabras claves para hacer la búsqueda de un trabajo. 

Cada puesto puede tener muchos títulos diferentes, y diferentes empresas pueden llamar al mismo puesto de maneras diferentes.

Por ejemplo, si eres un profesor, prueba otras variaciones como maestro, pedagogo, instructor, educador, etc.

4. Evita las ofertas Falsas de trabajo

La realidad es que cada publicación de trabajo que se ve en las bolsas de trabajo no son auténticas.

No pierdas el tiempo con pésimas ofertas de trabajo que probablemente no terminen en una entrevista.

Revisa todos los detalles proporcionados en el puesto de trabajo.

¿El lenguaje es profesional y está libre de errores y sesgos?

Un puesto de trabajo auténtico detalla todas las funciones, responsabilidades y requisitos del trabajo en términos claros.

La publicación también debe incluir detalles sobre la propia empresa.

Además, vigila la fecha en que se publicó el trabajo. Ignore las publicaciones de trabajo con más de un mes de antigüedad, especialmente si ha publicado publicaciones más recientes en las que pueda concentrarse.

Si un trabajo se ha vuelto a publicar una y otra vez, podría ser un indicio de alerta al que prestar atención. Si es posible intenta localizar al gerente de la empresa y consúltale si la oferta todavía sigue activa

5. No limites tu búsqueda por experiencia o compatibilidad

Saber exactamente los requisitos de tu trabajo ideal es perfecto, sin embargo, no debes limitarte a solicitar solo aquellos trabajos que son perfectos.

Ser flexible con lo que respecta a tu experiencia para el trabajo y también comprenda que no necesitas tener 100% compatibilidad para solicitar un trabajo.

Buscar solo el trabajo «perfecto»  o el trabajo de lo que yo soy, es demasiado limitante.

Es cierto que sin un objetivo profesional claro no podemos tener una dirección, pero a veces hace falta ser flexible, tener algunas excepciones que nos permitan seguir creciendo. Por ejemplo quiero ser docente a tiempo completo, pero no aplico a tiempo parcial. Seguramente empezar en una escuela a tiempo parcial te permita demostrar tus habilidades y optar al puesto fijo o completo. 

6. No apliques a todas las ofertas que veas

La cara opuesta de la moneda es no exagerar e inscribirse a todo lo que vemos en Infojobs. A más de uno le habrá pasado que te llaman de entrevista que ya ni sabes ni que empresa es ni que trabajo es. 

De hecho lo recomendable según los expertos de RRHH es que adaptes tu CV a cada oferta laboral a la que vas a postular. Por lo que inscribirse en masa a muchas ofertas usando el mismo currículum no sea lo más correcto.

7. Deja de pensar que estás sobrecualificado

Solo en el 3% de los currículums que son rechazados en un proceso de selección es por estar sobrecualificado, por lo que pensar así y no solicitar puestos de trabajo debido a este pensamiento solo sea un factor limitante.

La mejor recomendación sigue siendo. Leer atentamente lo que se busca en la descripción de la oferta laboral y ajustar tu currículum a dichas funciones. 

Si realmente lo consideras necesario siempre puedes omitir alguna habilidad o educación de alto nivel que sea innecesaria para dicho puesto. 

8. No tengo suficiente experiencia

Por norma general verás muchos «requisitos» en una publicación de una oferta de trabajo. Pero ten en cuenta que es lo que la empresa quiere pero no son esenciales para el trabajo. 

Por experiencia propia, sé que mucha gente se echa atrás al leer los requisitos y directamente deciden no postular. 

Pero no todos somos iguales. Puedes no disponer de un requisito en concreto, pero sí tener habilidades idóneas para el puesto de trabajo. 

Puedes usar la regla de inscribirte a aquellos en los que tengas un 70% de compatibilidad con los requisitos

9. Se flexible

Ampliar tu búsqueda y ser más flexible en tus requisitos y expectativas puede ayudarte a encontrar mejores trabajos.

Si no tienes éxito en hallar trabajos en tu sector, ciudad, horario de trabajo, etc., amplía los criterios de tu búsqueda.

Busca trabajos que no sean exactamente lo que quieres.

Puede trabajar gradualmente hacia donde quiere estar una vez que obtengas un trabajo y empieces a cobrar. ¡Incluso puede que te guste dónde estás!

10. Networking para encontrar trabajo

El 86% de las ofertas laborales no llegan a salir a la luz, se cubren por otras vías, auto candidaturas, bolsas de trabajo, conocidos y amigos, entre otros.  

Se hace imprescindible  anticiparse a las ofertas extrayendo de las empresas y áreas que nos interesan la información útil, para saber las posibilidades reales de trabajo, tipo de perfil que buscan, si nosotros encajamos en ellas.

¿Conoces la Ley de las 6 personas?

Se llama seis grados de separación a la idea que intenta probar que cualquier persona puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios. 

Por lo tanto crear una red de contactos potente en torno a su búsqueda de empleo puede dar mejores frutos que hacer lo que hace todo el mundo. 

11. Asesórate por un  Experto en Orientación Profesional 

¿Si realmente trabajar es importante para ti, por qué no invertir en ello? Uno de los mayores retornos de inversión es encontrar ayuda profesional de agencias de empleo, reclutadores, orientadores laborales que llevan años ayudando a personas a encontrar el trabajo que desean.

Debido a años de práctica en la industria, los profesionales tienen la experiencia y saben lo que se necesita para encontrar los mejores trabajos.

Las agencias de empleo y los orientadores laborales pueden colocarlo en los puestos vacantes que deben cubrir..

Los orientadores laborales te guían a través del proceso de búsqueda de trabajo y cómo encontrar empleos de tu interés. El asesoramiento suele ser personal  y se adapta a tu búsqueda, como nuestros servicios de asesoramiento profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.